Benito Juárez.

LO BUENO: Gran estadista.

Benito Juárez, huyendo del desamparo, salió de su humilde pueblo a los doce años, aprendió a leer y a escribir, entró al seminario y lo dejó para estudiar leyes y recibirse como abogado. Su tenacidad y ascendente carrera política lo llevó a la presidencia de la República, durante la cual derrotó a los conservadores, a los franceses y al imperio. Consolidó la República, sentó las bases del Estado liberal defendiendo el principio básico de “igualdad ante la ley” y expidió las Leyes de Reforma.

Uno de sus grandes méritos fue haberse concebido a sí mismo como ciudadano sin importar su origen racial.

LO MALO: Leyes a conveniencia.

Juárez criticó severamente el tratado de Mon-Almonte que los conservadores firmaron para conseguir apoyo de España durante la Guerra de Reforma, pero no dudó en autorizar la firma del tratado McLane-Ocampo, concediendo el paso a perpetuidad de los estadounidenses por el Istmo de Tehuantepec, a cambio de ayuda material para asegurar la guerra a favor de los liberales.

A pesar de ser el principal defensor de la Constitución, durante los años de guerra, Juárez gobernó por encima de ella dotándose de facultades extraordinarias que le permitieron extender su gobierno contraviniendo la ley en 1865. Convirtió a la Constitución en bandera política, y cuando pudo restablecer la República (1867) y la Constitución, intentó reformarla por medio de un plebiscito, lo cual era una flagrante violación a la misma.

LO FEO: Poder a perpetuidad.

Benito Juárez tuvo la intención de perpetuarse en el poder. No obstante la recomendación de Sebastián Lerdo de Tejada, ministro de Relaciones, de no postularse como candidato a las elecciones de 1871, Juárez lanzó su candidatura e hizo movimientos en las cámaras para reformar el sistema electoral. Ganó las elecciones sobre Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz, quien lo acusó de fraude electoral.

Sólo la angina de pecho que le ocasionó la muerte el 18 de julio de 1872, pudo retirarlo del poder.

Francisco Villa.

LO BUENO: Carisma, talento y generosidad.

Doroteo Arango suplió con talento natural y carisma, la escasa formación y el desamparo que vivió en su niñez a causa de la orfandad. Como Pancho Villa, manifestó el talento militar que fue decisivo para derrocar al régimen porfirista en 1910 y a Victoriano Huerta en 1914.

Su don militar le permitió tener bajo su mando a hombres con personalidades y capacidades tan opuestas como las de Rodolfo Fierro y Felipe Ángeles; y adquirir la fama que al mando de la División del Norte traspasó fronteras.

Pancho Villa tenía un interés genuino por la niñez. Procuró la educación de los suyos, que eran muchos, y apadrinó a otros tantos.

LO MALO: Intolerante y cruel.

Francisco Villa sabía lo que era suplicar con lágrimas por la vida -en 1912 estuvo a punto de ser fusilado por órdenes de Huerta por una supuesta insubordinación-, pero él era incapaz de perdonarla. En 1915 consintió que Rodolfo Fierro fusilara a su compadre Tomás Urbina bajo sospecha de traición.

La violencia que utilizaba para atacar a federales o traidores no se detenía ahí. La saña con la que atropellaba a la población civil se agudizó cuando volvió a la vida de guerrillero después de ser derrotado por Obregón en 1915, permitiendo a sus tropas saquear, violar y matar.

LO FEO: Vanidad y obsesión.

Más de veinte mujeres en matrimonio y un contrato en Hollywood para filmar sus batallas, son muestra de la vanidad y ansia de protagonismo en la personalidad de Francisco Villa; aun retirado en la Hacienda de Canutillo, desde 1920, no perdía la oportunidad de hacerse notar.

Sabía que debido a sus excesos había hecho los suficientes enemigos como para temer por su vida; sólo salía de Canutillo escoltado por “los dorados” y no permitía que nadie caminara a sus espaldas. Sus precauciones no fueron suficientes: el 20 de julio de 1923 murió víctima de una emboscada.

Francisco I. Madero

LO BUENO: El apóstol de la democracia.

Francisco I. Madero era estudiado, rico y afecto a la bondad. La filosofía espiritista, a la que estaba entregado con pasión, fue determinante para que se dedicara en cuerpo y alma al “bien de la patria”. En 1909 publicó el libro La sucesión presidencial en 1910, donde criticaba severamente la dictadura de Porfirio Díaz e invitaba al pueblo a ejercer los derechos políticos que le habían sido arrebatados.

Tras una intensa campaña política y agotar todos los recursos pacíficos en la lucha por el sufragio efectivo y la no reelección, convocó al pueblo a levantarse en armas contra el régimen porfirista el 20 de noviembre de 1910. Con el triunfo de la revolución maderista se logró la renuncia de Díaz, y él mismo ocupó la presidencia a través de elecciones democráticas. Como presidente, se negó a la ostentación, al abuso de poder y al autoritarismo.

LO MALO: Optimista hasta la fatalidad.

Francisco I. Madero creyó que los males nacionales serían remediados como simple consecuencia del triunfo de la democracia. Durante su gobierno pretendió fortalecer las instituciones y redimir las libertades públicas, pero no logró satisfacer las expectativas del cambio social.

En su afán conciliador conservó antiguos porfiristas en su gabinete, soportó el ataque de la prensa, toleró la presión del embajador estadounidense Henry Lane Wilson que sentía por él nada menos que desprecio, y se negó a hacer uso de su legítimo poder para sofocar y castigar los levantamientos armados que terminaron fatalmente con el cuartelazo de la ciudadela en febrero de 1913.

LO FEO: ¿Ingenuidad o soberbia?.

Francisco I. Madero dio la espalda a quienes pudieron facilitar la transición al gobierno democrático y desestimó el consejo de sus colaboradores. Se creyó elegido por la Providencia y pensaba que su causa debía triunfar porque representaba el bien. Durante la Decena Trágica, desoyó la advertencia de traición de boca de su propio hermano Gustavo, quien murió torturado por los golpistas.

Porfirio Díaz

LO BUENO:

Orden, paz y progreso. Porfirio Díaz logró durante 30 años de gobierno la anhelada paz en el país, concilio rencillas partidistas, se congració con el clero y dio fin a la inestabilidad política. México se modernizó, comenzó el crecimiento económico, se favoreció la inversión extranjera, se reactivó la minería y la industria, abrieron los bancos y las compañías de seguros; y las regiones aisladas del país comenzaron a comunicarse con miles de kilómetros de vías de ferrocarril.

LO MALO:

Pan y palo, Porfirio Díaz domesticó y sometió a los poderes federales, desarrolló un régimen autoritario y su voluntad personal estaba por encima de la ley. El glamour que se respiraba en la oligarquía porfirista ocultaba la miseria y la desgracia de una gran mayoría. Los latifundios habían aumentado a costa de las tierras de los pueblos, se favoreció la inversión extranjera pero se pagaban salarios paupérrimos en condiciones de trabajo inhumanas; alentó la represión de Cananea y Río Blanco y consintió la existencia de Valle Nacional, donde las condiciones de vida eran prácticamente de esclavitud.

LO FEO:

La dictadura envejeció, Porfirio Díaz y su dictadura comenzaron a dar muestras de debilidad cuando en 1908 declaró al periodista James Creelman que México estaba preparado para la democracia y que vería con buenos ojos a la oposición. Porfirio olvidó pronto sus palabras ante la popular campaña democrática de Madero, lo aprehendió y se reeligió por séptima vez. En respuesta, Madero declaró nulas las elecciones y animó al pueblo a tomar las armas para defender sus derechos. El patriarca que se creía insustituible, fue obligado a renunciar sin reconocer jamás culpabilidad alguna y sin entender los motivos de la “ingratitud” del pueblo Méxicano.

ABRACADABRA

Fórmula mágica para invocar la ayuda de espíritus benéficos que se supone fue empleada por primera vez en un tratado médico gnóstico Serenas Séptimo Severo. La palabra fue muy utilizada durante la edad media con fines mágicos, Solía escribirse dentro de un triángulo invertido o constituyéndolo ella misma, al escribirse en once renglones con una letra menos en cada uno de ellos. Así:

ABRACADABRA

ABRACADABR

 ABRACADAB

 ABRACADA

ABRACAD

 ABRACA

 ABRAC

 ABRA

 ABR

 AB

 A

Abracadabra y la glándula timo

Cuando el ser humano pasa más allá de la madurez sexual, entonces la glándula timo entra en decrepitud. Esto está ya demostrado.

La glándula timo está situada en la base misma del cuello.

La glándula timo tiene una estructura de forma totalmente irregular.

Esta glándula se halla íntimamente relacionada con las glándulas mamarias. Ahora nos explicaremos por qué la leche de la madre resulta totalmente irreemplazable.

La glándula timo regula el vitalismo del niño.

Los Astrólogos dicen que esta glándula está influenciada por la luna. Los sabios Gnósticos quieren conservar la glándula timo, y no dejarla entrar en decrepitud.

Cuando esta glándula está activa el organismo no envejece. Los sabios médicos de la antigüedad decían que la vocal “A” cuando es pronunciada sabiamente tiene el poder de hacer vibrar la glándula Timo. Los viejos médicos de la antigüedad utilizaban aquel sabio mantram tan vulgarizado por las gentes, llamado ABRACADABRA dizque para conservar activa la glándula Timo durante toda la vida. Ellos pronunciaban en los templos paganos cuarenta y nueve veces esa palabra.

Dícese que prolongaban el sonido de la vocal “A”.

Algunos médicos comienzan a curar con sonidos musicales, es bueno saber que la voz del médico, y cada una de sus palabras es fuente de vida o de muerte para los pacientes.

La ciencia endocrinológica debe estudiar las Intimas relaciones que existen entre la música y las glándulas endocrinas. Es mejor investigar, analizar y comprender, que reír de lo que no conocemos.

Cuando el niño tiene hambre la madre debe darle el pecho. Las cartillas de maternidad que hacen que el niño padezca de hambre horas enteras, es un crimen, contra la salud pública.

Eso de querer el ser humano corregir a la naturaleza es manifiestamente absurdo. Cuando el niño tiene hambre llora, y es un crimen contra la naturaleza negarle el alimento.

Otro origen:

Haciendo una investigación sobre la palabra “Abraxas” encontramos que la gran Maestra y esoterista Helena P. Blavatsky nos dice que se trata de una palabra mística que se remonta hasta Basílides, el Pitagórico de Alejandría, en el año 90 después de Cristo.

Basílides empleaba la voz Abraxas como un nombre de la divinidad; decía que era la divinidad suprema entre las siete principales, y que estaba dotada de 365 virtudes. Esto era algo simbólico y tiene que ver con la numeración griega:

a = 1

b = 2

r = 100

a = 1

x = 60

a = 1

s = 200

TOTAL 365

Es decir, que la suma de los valores numéricos que atribuían a cada letra de la palabra Abraxas forma un total de 365, que correspondía a los 365 días del año solar, o lo que es igual un ciclo de “acción divina”, el conjunto de las 365 manifestaciones sucesivas atribuidas a Dios en un año.

Otros autores como C. W. King, autor del libro “Los Gnósticos”, considera la palabra Abraxas similar a la hebrea “Shemahamphorasch” que es una palabra sagrada del extenso nombre de Dios. Aunque la gran autoridad masónica Oliver relaciona el nombre de Abraxas con el de Abraham.

En otras latitudes, también aparece el nombre de Abraxas y se respeta que Abraxas es la copia de las palabras indas “Abhimanin” (el hijo mayor de Brahma) y “Brahma” combinadas.

Por otro lado, según Leisegang, en su libro “La Gnose”, Abraxas se identifica con Mitra; dice que es el mediador entre la humanidad y el único Dios, el sol invencible, que se veneró en la antigüedad por los siglos III-IV. Este Abraxas-Mitra, en su origen persa, es el mediador entre Ahuramazda y Ariman, es decir entre el Bien y el Mal.

Tampoco podemos olvidar la presencia de Abraxas en la Teurgia; como palabra mágica relacionada con el Abracadabra que proviene de la frase hebrea: “Abreq ad hâbra” que significa: “Envía tu rayo hasta la muerte”. A este respecto H. P. Blavatsky nos dice que “Abracadabra” es un término posterior a la voz sagrada de “Abraxas” que, a su vez, deriva de una sagrada y antigua palabra copta o egipcia, la cual era una formula mágica que significaba simbólicamente: “No me dañes”, y estaba dirigida a la divinidad. Se escribía en un amuleto o talismán y se llevaba sobre el pecho debajo de la ropa o colgada al cuello.

Las piedras Abraxas eran usadas por los gnósticos, eran unas gemas que llevaban inscrita esta palabra griega que se usaban como talismán. Los amuletos se convirtieron en un objeto tan común entre los cristianos que en el siglo IV se prohibió tanto su fabricación como su uso, bajo la pena de ser expulsado de la orden sagrada a la que se perteneciera.

Las gemas Abraxas representaban, generalmente, un cuerpo humano con cabeza de gallo, en una mano llevaba un escudo y en la otra un látigo, y dos serpientes en lugar de piernas. A veces, aparecían otras figuras fantásticas como una cabeza de león, elefante, serpiente, etc. En algunas gemas aparece con las letras I A O que designan a la divinidad. Estas letras, en realidad, están contenidas en la palabra GALLO o GAIO.

El V. M. Samael Aun Weor nos devela el misterio del Abraxas. Nos explica que aquel que recibe la iniciación venusta encarna a su estrella. Esta estrella crucificada en la cruz es el cristo de los Abraxas. Nos habla también el Maestro del significado de la doble cola de serpiente que forma las patas del gallo solar de los Abraxas. Una es la serpiente ascendente, la serpiente de cobre de Moisés, la otra es la serpiente descendente. Todo el trabajo de la Gran Obra consiste en desprenderse de los anillos encantados de la serpiente seductora; domarla, vencerla, ponerle el pie sobre la cabeza, y levantarla por el canal medular, para abrir las siete iglesias.

De las dos serpientes que se enroscan en el caduceo de mercurio, en el ser humano normal y corriente, la serpiente derecha asciende, mientras la izquierda desciende hacia los propios infiernos atómicos del hombre, para la satisfacción animal. Antes de que el hombre hubiera salido del Edén las dos serpientes estaban levantadas sobre la vara, como en los ángeles que tienen sus dos polos, masculino y femenino de su fuerza sexual, fluyendo hacia arriba, hacia la cabeza. Actualmente, los seres humanos tienen su energía sexual dividida: mientras la corriente solar masculina positiva asciende, la energía negativa femenina lunar desciende. Hay que levantar el polo negativo de nuestra fuerza creadora. Las dos serpientes deben fluir hacia arriba, hacia la cabeza como los ángeles.

En el libro “Curso Esotérico de Kábala” del V. M. Samael, en su capítulo VI, podemos leer:

“La clave se encuentra en la Serpiente, las patas de Gallo de los Abraxas es una doble cola de serpiente. Existe la serpiente tentadora del Edén y la serpiente de cobre de Moisés entrelazadas en el Tau, es decir, en el lingam sexual. la serpiente normalmente está encerrada en el chacra Muladhara (Iglesia de Éfeso). Ella dormita en ese centro coxígeo. La serpiente debe salir de su Iglesia inevitablemente. Si sube por el canal medular, nos convertimos en ángeles, si baja hasta los infiernos atómicos nos convierte en demonios. Ahora comprenderéis porque la serpiente del caduceo es siempre doble, la fuerza sexual es el Hile de los gnósticos.”

En otro fragmento de otro libro dice:

“El alma se halla entre dos caminos el de la luz o el de las tinieblas y el problema es absolutamente sexual. La clave se encuentra en la serpiente sagrada. El gallo que representa el 1. A. O., el Verbo, la palabra.”

El ABRAXAS de los gnósticos es el INRI de los cristianos, el TAO chino, el ZEN budista…

Para finalizar con este aspecto haremos mención de un escrito de Carl Gustav Jung, que recopiló de Basilides de Alejandría, y se titulaba “Los siete sermones a los muertos” o “Septem Sermones ad Mortus”. Este escrito lo regalaba en ocasiones a sus amigos, pero no permitía que lo publicaran. Jung tomó de los gnósticos el pensamiento en paradojas, y utilizaba terminología gnóstica como la palabra Abraxas para denominar a la divinidad.

Jung, finalmente, dio su permiso para la publicación de este escrito dentro de su libro de memorias después de dudar y sólo “en aras a la honradez”, pero no permitió que se publicara la solución del anagrama que se encuentra al final del séptimo sermón.

Hemos extraído algunos párrafos de estos siete sermones a los muertos en los que se refiere concretamente al Dios Abraxas.

Dicen así:

“Este es un Dios del que vosotros nada sabíais, pues los hombres lo olvidaron. Nosotros lo denominamos por su nombre: ABRAXAS.

Es todavía más indeterminado que Dios y Diablo. Para diferenciar a Dios de él, llamamos a Dios Helios o Sol.

Abraxas es acción, frente a él no hay nada sino lo irreal, por ello su naturaleza activa se despliega libre…

Abraxas está por encima del Sol y por encima del Diablo…

Si el Pleroma tuviera una esencia, Abraxas seria su manifestación… Es fuerza, duración, trasformación.

Los muertos avanzaron como niebla a través de los pantanos y gritaron: Háblanos más sobre el supremo Dios.

Abraxas es el Dios difícilmente reconocible, su poder es el supremo, pues el hombre no lo ve.

Del Sol ve el Summum Bonum, del diablo el lnfinitum Malum, de Abraxas, sin embargo, la Vida indeterminada en todos los aspectos que es la madre del bien y del mal.

La vida parece ser más pequeña y más débil que el Summum Bonum, razón por la cual resulta difícil pensar que Abraxas supere en poder incluso al sol, que es la fuente iluminante de toda fuerza de vida misma.

Abraxas es el sol y, a la vez, el abismo eternamente arrollador del Vacío, del Diablo.

El poder de Abraxas es ambivalente. Vosotros no lo veis pues en nuestros ojos lo opuestamente orientado de este poder deja de ser.

Lo que Dios Sol dice es vida.

Lo que dice el Diablo es muerte.

Abraxas, sin embargo, dice la palabra digna y condenada, que es a la vez vida y muerte. Abraxas produce verdad y mentira, bien y mal, luz y tinieblas en la misma palabra y en el mismo acto.

Por ello Abraxas es temible. Es soberbio como el león en el instante en que vence a su victima. Es bello como un día de primavera. Es el lleno que se une con el vacío. Es la cópula sagrada, es el amor y su homicidio, es el santo y su traidor. Es la más clara luz del día y la más profunda noche del absurdo.

Verle significa ceguera, conocerle significa enfermedad, rezarle significa muerte, temerle significa sabiduría, no oponerse a Él significa salvación.

Dios vive detrás del sol, el Diablo vive detrás de la noche.

Lo que Dios engendra a partir de la luz, el Diablo lo arrastra a la noche. Pero Abraxas es el mundo, su devenir y dejar de ser mismo.

A cada ofrenda al Dios Sol el Diablo presenta su maldición. Todo cuanto solicitáis del Dios Sol, produce un acto del Diablo. Todo cuanto creáis con Dios da al Diablo poder de actuación.

Este es el terrible Abraxas…

Cuando el gran mundo se torna frío, la estrella ilumina. No hay nada entre el hombre y su Dios, en cuanto al hombre puede separar su mirada del espectáculo llameante de Abraxas…

Aquí hombre, allí Dios. Aquí debilidad y nadería, allí eterna fuerza creadora. Aquí oscuridad total y frío húmedo, allí sol pleno.


GEOMETRIA SAGRADA

En los tiempos mas remotos , el hombre hubo de considerar multitud de formas que se corresponden , muy aproximadamente con las figuras objetos de la Geometría. En muchos minerales , vegetales y animales aparecen triángulos , círculos , hexágonos , elipses y espirales.

Pero desde el conocimiento de estas formas seudogeometricas concretas hasta la creación de las nociones abstractas , fundamente de la Geometría , transcurrieron acaso centenares de miles de años : el tiempo necesario para que la mente reconociese las semejanzas entre las figuras naturales concretas y supiese agruparlas en unos cuantos tipos fundamentales.

Por esto se dice a veces que la Geometría nació en Egipto y precisamente de la necesidad de medir la extensión de parcelas de terrenos cuyos limites y forma eran alterados periódicamente por las inundaciones del Nilo.

Herodoto cuenta , en efecto , del Rey Sesostris que habiendo repartido las tierras entre sus súbditos y dado a cada uno un CUADRANGULO , cobraba el impuesto anual según la extensión efectiva del CUADRANGULO , determinada nuevamente por los agentes reales después de cada inundación.

El procedimiento primitivo de estimar la magnitud de un campo de cultivo había sido averiguar la cantidad de semilla que exigía , una superficie era medida por un volumen o un peso , solo mucho mas métrica de toda una cultura diluida en varias decenas de siglos.

La Ciencia , cualquiera que sea la rama en que se la cultiva , es desde luego además de conocimiento , educación . Pero en la Geometría concurren circunstancias especiales.

Ante todo de constituir el molde primigenio de todas las ciencias del espíritu.

Con razón comenta D. Papp que la Geometría es tal vez el mayor descubrimiento del hombre. Y no porque la Geometría haya creado el concepto de espacio , concepto que según Bergson es la materia con que construye el espíritu.

El Espíritu Geometriza :

Hay 7 formas principales dentro de la Geometría Sagrada : los 5 Sólidos Platónicos , el Circulo y la Espiral.

solidosplatonicos.jpg

Los 5 Sólidos Platónicos son el CUBO , ICOSAEDRO , TETRAEDRO , OCTAEDRO , Y DODECAEDRO.

Los 5 Sólidos Platónicos son formas completamente simétricas que tienen todos los lados iguales , todos los ángulos iguales , de las mismas medidas y que los 5 caben dentro de la Matriz Universal que es la Esfera.

Tenemos al TETRAEDRO que es un triángulo con base: representa la conciencia del fuego.

Tiene 6 aristas, 4 caras triangulares, 4 vértices.

Símbolo de la SABIDURÍA por representar al fuego sagrado, el primer elemento.

El CUBO con 12 aristas, 6 caras cuadradas, 8 vértices representando el secreto del mundo natural.

Es la conciencia de la TIERRA, es la experiencia de lo que ha nacido de la naturaleza.

El OCTAEDRO de 12 aristas, 8 caras triangulares, 6 vértices.

Es el aire, es como 2 pirámides invertidas, unidas en sus bases.

Simboliza la PERFECCIÓN DE LA MATERIA POR EL ESPÍRITU.

El DODECAEDRO con 30 aristas, 12 caras pentagonales, 20 vértices, representa el quinto elemento (eter, prana, chi). Considerado el poder femenino de la creación y la FORMA MADRE.

El ICOSAEDRO con 30 aristas, 20 caras triangulares, 12 vértices, es la conciencia del agua.

Representa la semilla de la vida, la forma del universo, es lo masculino.

La creación juega transformándose de una forma a otra intercambiando el masculino icosaedro y el femenino dodecaedro, también pasando por los otros sólidos platónicos.

Con el tiempo la geometría se convirtió en un estudio deductivo, idealizado del espacio físico y de las formas tamaños y relaciones de objetos físicos en ese espacio.

Por lo tanto para los griegos sólo existía un espacio y una geometría .

Estos fueron conceptos absolutos.

El espacio no era considerado como una colección de puntos sino mas bien como una región en o lugar en el cual los objetos podían ser movidos libremente unos respecto a otros y comparados entre sí.

A mitad del siglo 17 el espacio comenzó a considerarse como una colección de puntos y con la invención de las geometrías no euclidianas los matemáticos aceptaron la situación de que hay más de un espacio concebible y en consecuencia mas de una geometría.

Así mismo el desarrollo de la geometría algebraica en el siglo 20 demuestra como un cierto campo de estudio matemático posee ambos puntos de vista, algebraico y geométrico cada uno de los cuales ayuda al impulso del otro y por lo tanto conduce a la unidad esencial del álgebra y la geometría.

Ahora en el siglo 20 el concepto de la geometría se ha expandido y está apareciendo muchísima información con respecto a este hermoso tema , con la teoría del centésimo mono se incursionó y se comprobó la existencia de redes planetarias o campos morfogenéticos que son las matrices que sostienen todas las formas existentes.

El centésimo mono cuenta que un grupo de científicos que estaban estudiando los monos descubrieron que un mono , un día se dio cuenta que el fruto caído sobre la arena sucio , se podía lavar en el mar.

A partir de ese momento todos los monos comenzaron a lavar su fruto, no sólo en esa playa sino en las distantes.

Los científicos se dieron cuenta que había algo que los unía y comunicaba.

Desarrollaron, entonces, el concepto de redes planetarias, para cada especie de vida.

La red hace que la información que entre por la especie llegue a cada uno de sus integrantes.

Este concepto no es nuevo , ya que Platón teorizó sobre este concepto al igual que los Mayas, Egipcios, e Indios Hofis.

Estas redes se agrupan y se relacionan por medio de las estructuras geométricas de los sólidos Platónicos.

Desde el nacimiento de nuestro planeta, la red que rodea a la tierra estaba conformada por una matriz de geometría sagrada.

Platón decía que la estructura básica de la tierra se encontraba en proceso de evolución a una red icosaedrica (de 20 triángulos).

Estas matrices son enrejados que cubren nuestro planeta, nuestro cuerpo, nuestros lugares, nuestras células, átomos, y modulan la energía-luz que sostiene y crea las formas.

Son de origen cristalino e invisibles, ya que se mueven a la velocidad de la luz.

Estas estructuras constituyen lo que se conoce como lenguaje de la luz.

El lenguaje de la luz es una manera de recibir información y energía con el fin de facilitar nuestro desarrollo .

Es un método de aprendizaje sin necesidad de libros o intelecto.

Este lenguaje está formado por 144000 sellos de energías cristalinas (forma en que se decodifica la luz), que están formadas en la red de conciencia crística en la tierra, que desde la convergencia armónica en 1987 se ha formado a una distancia de 30 millas alrededor de la tierra.

Más allá de la serie de los sólidos Platónicos existe otra forma geométrica que se genera a partir del antiguo cristal Icosa Dodecaedro (unión femenino y masculino).

Esta es la red de asención del planeta creada para que la tierra pueda resonar a una frecuencia mas alta y elevar su estado de conciencia hacia un nuevo escalón en la evolución.

Todas las redes se unifican por medio de la esfera en un patrón de unidad, la única diferencia es que tienen interconexiones rectas formadas por el sólido Platónico que representan.

Investigadores actuales han comprobado que los nodos y las alineaciones de la red atribuidos anteriormente a la red antigua ya no coinciden.

Los patrones de tiempo están cambiando, los climas sufren variaciones y las rutas de migración de las aves han cambiado.

Las ballenas y delfines se atoran en las playas con más frecuencia en los 14 años que siguieron a la convergencia armónica.

El campo electromagnético de la tierra también está cambiando y los hace con muchísima rapidez.

La nueva red de conciencia está incrementando su frecuencia a medida que la red magnética disminuye.

La vieja red cristalina se desvanece y una nueva matriz cristalina se está formando.

Somos parte de la nueva formación cristalina.

La red planetaria es una manifestación de la evolución de la energía y del crecimiento diseñado por la conciencia universal.

La realización alquímica evoluciona desde lo sin forma y se dirige a una perfección geométrica simbolizada por el dodecaedro en piedra filosofal, a la gema facetada perfecta en rojo rubí, lo cual nos lleva al icosaedro.

Básicamente la gnosis comienza en la estructura del cubo.

Reddelavida

En consecuencia, la geometría sagrada de la red contiene los patrones de energía de la flor de la vida, la matriz cristalina de la creación.

La flor de la vida es el código o matriz holográfica que el espíritu universal diseñó para poder crear y manifestar todo lo que existe en el universo.

Este código es el patrón original a través del cual la vertiente divina crea, expande y desarrolla absolutamente toda manifestación de vida.

Todo lo que existe, todo lo que es, nació y nacerá a partir de esta matriz divina.

Este holograma representa una secuencia geométrica esférica (unidad), conformada por infinitas esferas que se contienen y se entrelazan unas con otras dando forma a la “flor de la vida”.

A su vez la flor de la vida está constituida por infinitos códigos de color, sonido y formas geométricas con los cuales se diseña y expresa cada átomo de vida.

Cada célula de nuestro ser contiene total información de la perfecta salud, por lo tanto en cada ser habita la memoria universal de la armonía y plenitud capaz de revertir y transmutar todo proceso de enfermedad envejecimiento y desbalance vibracional con la simple intención amorosa y de conexión al patrón original.

A pesar de que esta información parezca nueva y sorprendente es muy antigua.

Los egipcios, Atlantes, esenios, Mayas, conocían perfectamente perfectamente este holograma y lo utilizaban para sanar y restaurar cualquier parte desarmonizada, empleando la intención, pensamiento, adecuada, restableciendo el orden, el rejuvenecimiento y la perfecta saluden sus cuerpos físicos y etéricos.

Actualmente la aplicación de técnicas de sanación holográfica se ha desarrollado en todo el planeta de una forma conmovedora y continua en expansión.

No es coincidencia que la memoria del poder de este símbolo sea devuelta al planeta en estos momentos .

Entender la información es vital para cada uno de nosotros.

Es para ser visualizada en sus meditaciones y trabajada en todas las maneras que su guía interna les indique .

No puedo dejar de enfatizarla importancia de este símbolo

Están recordando los secretos una vez más.

Ustedes son la flor de la vida.

Viajando por estas matrices, contemplando desde el microcosmos al macrocosmos, hologramas , fractales, espirales. Nos recuerda la frase de Hermes: así como es arriba, es abajo, para hacer el milagro de una sola cosa.

Las matrices utilizadas en Tíbet y en otros lugares denominadas Mandalas, son denominados psicogramas, sus representaciones figurativas constituyen proyecciones de contenidos espirituales, cuya clave hay que conocer.

Mediante elementos iconográficos empleando la imagen o instrumento se invita al pensamiento del que medita a encontrar el camino de su yo interior para realizarse en él.

La invocación de la energía divina tiende a provocar con esa misma energía que la despertarse en el que medita.

El mandala proporciona un medio para llegar a ese estado o quizá, ya que procede desde afuera hacia el centro, es el medio por excelencia. El mandala representa las fuerzas cósmicas actuando dentro un ámbito arquetípico, es una suerte de lenguaje celestial.  Por este motivo es utilizado para fijar la observación y elevación del estado de conciencia, mediante representaciones visuales ligadas a experiencias interiores.

Son un sistema de estructuras geométricas ensambladas que crean un conjunto de estímulos y representaciones de colores y formas que actúan en el observador como concentrador y generador de energía brindando inspiración. Los mandalas son un despertador hacia niveles de conciencia superior, puertas de conexión con el mas allá.

Descubrir sus códigos es encontrar las llaves que nos reconectan con la luz superior que habita dentro, para comprender y experimentar que formamos parte de una conciencia superior.

El mandala trabaja enviando estímulos sensoriales a la mente interna en forma similar a lo que hoy se conoce como subliminal. El mensaje pasa a través de la visión hacia los receptores del cerebro en donde se procesa y se obtiene una reacción, como cambios de actitud positiva, recuperación de autoestima, liberación de miedos, angustias, desbloquea emocionalmente y genera una gran cantidad de cambios internos. Esta posibilidad que da el mandala, parte de que su estructura de forma es correspondiente a la estructura de formas arquetípicas posibles que adquiere el universo en constante cambio y evolución.

Son las infinitas posibilidades que tiene el caleidoscopio del universo.

Los mandalas dan una sensación de traslado o viaje multidimensional, preparan a la mente para centrarla, expandirla, a nuevos conocimientos que parten de la sabiduría infinita universal.

En nuevos niveles de conciencia sobrevienen nuevos niveles de reflexión y energía.

No por mucho observar el mandala se tendrán mayores efectos. Una vez que nuestra mente capta el estímulo visual se llevan a cabo los procesos de cambio.

Volviendo a las siete formas principales que comentamos al principio vamos a desarrollar la geometría del círculo representante de la forma de Dios, la unidad y la totalidad.

El círculo integra aquellas formas diferentes entre sí para interrelacionarlas en la unidad.  El centro verdadero del círculo es un punto, pero el punto carece de dimensión y de lugar por lo tanto escapa a nuestra percepción y capacidad de manifestación.

No pertenece a nuestro mundo , porque en nuestro mundo todo tiene extensión, dimensión, porque el mundo es forma, pero el punto pertenece a otra escala del ser. Existe más allá del mundo, Es metafísico en el sentido más literal. El punto simboliza la unidad, la totalidad, la perfección. El punto lo contiene todo, sólo que en potencia, no manifestado. De él nacen el círculo y la esfera que son las formas en las cuales se revela el punto. Lo que en este es todavía potencia metafísica cobra cobra configuración formal en el círculo y la esfera.

Todos los cuerpo Platónicos son distintos y en realidad constituyen la unidad (la esfera).

Uniendo los vértices internos de un icosaedro, trazando 3 líneas a partir de cada uno de ellos con sus lados opuestos y luego desde los dos vértices superiores trazamos cuatro líneas hacia los opuestos y hacemos converger líneas en el centro formaremos las aristas de dodecaedro.

Es una generación que se da por sí misma mediante el cruce de los radios internos del icosaedro. Del dodecaedro uniendo simplemente seis de sus puntas y el centro formar un cubo .

Utilizando las diagonales del cubo formamos el tetraedro estrellado con el cubo nos dan los puntos exactos para formar un octaedro inscripto en él. Luego , en el interior de octaedro volviendo a utilizar las líneas formadas por los radios internos del icosaedro, junto con los puntos del octaedro, aparece un segundo icosaedro.

Hemos recorrido el ciclo completo pasando por cinco etapas de semilla a semilla.

Se trata, pues, de una progresión infinita. Con esta geometría en el dibujo de 13 esferas de la flor de la vida logramos lo que se conoce como el cubo de Metatron, que contiene en sí el germen invisible de toda realidad tangible.

En su interior existe condensada toda la información del universo.

Cada una de las 13 esferas describe pormenorizadamente cada aspecto de nuestra realidad, todo cuanto podemos pensar, ver, sentir, hasta llegar a la estructura atómica actual.

La geometría sagrada nos hace comprender la unidad de la vida y encontrar el origen común de sucesos diversos entre sí. Para llegar a la unidad tenemos que encontrar la integración. Siempre hemos visto la dualidad como algo normal (blanco, negro, bueno, malo, etc..), y por tal motivo no podemos integrar la parte femenina de nuestro cerebro (lado derecho), donde se encuentra la unidad de la conciencia y el espíritu. A la par nuestra parte masculina (lado izquierdo), no cree en ello, así nos hace ver la dualidad en todas partes.

La base para la integración de los hemisferios cerebrales está en la geometría sagrada, ya que nuestro cerebro izquierdo parte masculina, no cree que existe un espíritu único y que solamente él es el que mueve o dirige todas las cosas.

Cuando logramos convencer a esta parte del cerebro, se produce la integración y se inicia el proceso en el que iremos de la polaridad a la unidad de conciencia.

Al lograr la unidad de conciencia, que estaría representada por la esfera, comenzaríamos a vivir la cuarta dimensión (tiempo-esfera) .

La cuarta dimensión está matemáticamente constituida como una matriz radial.

Una matriz radial es un orden autoexistente de relaciones numéricas y armónicas, cuyas unidades y proporciones son generados radialmente y de los cuales, en parte y en suma, todas las unidades poseen una relación radial entre sí. Todos los matemáticos tetradimensionales son radiales. Todas las matrices radiales son series de números enteros.

No hay números irracionales o quebrados, sino simples series de fractales y relaciones , cuyo poder de magnificación exponencial es infinito. A la totalidad de series radiales de órdenes diametralmente opuestos y las series de números de los cuales están compuestos nos referimos como una matriz, el orden autogenerado subyacente del tiempo como la cuarta dimensión. Es por eso que el tiempo(cuarta dimensión), no puede concebirse correctamente como lineal, como tampoco puede decirse que tenga un punto de partida ni un punto final. En estos momentos la red conciencia icosadodecaedrica está produciendo el colapso del tiempo lineal de la tercera.

Simultáneamente están fusionando la nueva dimensión, la cuarta con la tercera.

Por eso adviertes que algunos momentos del día son un poco extraños.

Esta res geométrica es muy notoria en nuestro cuerpo. Puede ser que sientas síntomas que no tienen relación con una dolencia orgánica. Las señales van desde mareos, intensas ganas de dormir, o por el contrario ningún deseo de hacerlo, dolores de cabeza que duran corto tiempo, etc.. Podemos decir que la cuarta dimensión ya es un nuevo planeta que está sobre la tierra de tercera dimensión. Sin embargo la disposición molecular es otra, por lo cual es invisible a nuestro mundo material.

Algunos datos de conciencia de cuarta dimensión: Los polos se reúnen casi hasta desaparecer. No necesitamos del conflicto para crecer. El amor y la luz comienzan a brillar cada vez más. La primera consecuencia es la eliminación total del temor psicológico. El pensamiento es creativo. Crea instantáneamente lo que necesita en ese momento. Perdemos casi toda densidad que nos acompaño en la dimensión actual. La conciencia de cuarta dimensión es grupal. El avance individual afecta positivamente al grupo. En antropología a esta conciencia se la llama sinergia. De la misma forma el avance del grupo es el avance individual.  La esfera, el tiempo, es unidad. Volviendo a los geometrías nos queda el desarrollo de la espiral: otra de las formas de lenguaje de la luz. Todos los cuerpos geométricos señalados anteriormente se complementan con la espiral. La espiral es la figura geométrica que genera el corazón cuando ama. Hoy por lo menos se generan dos espirales. Una que apunta hacia abajo, que es la receptiva y otra la proyectiva que apunta hacia arriba.

La espiral femenina nos permite recibir información del cosmos. La masculina proyecta nuestra energía para abarcar toda la vida allí donde se encuentre.

La espiral une todos los cuerpos geométricos y los hace viajar en el espacio. Por lo tanto cada sólido Platónico es una nave de conciencia. Existen 2 espirales: la Aurea y la Fibonacci. La Aurea es una espiral cósmica, como nuestra galaxia.  La espiral aurea no tiene principio ni fin. La de Fibonacci comienza en punto determinado, es decir en nuestro corazón, y se une en el espacio con la aurea. De esta manera, el amor es la inteligencia que conecta con la gran sabiduría del universo. También nuestro cuerpo sigue el desarrollo de la Fibonacci.

Los mantras (cantos), tienen interiormente la estructura de la espiral.

Por eso se necesita repetirlos, ya que con la repetición se va formando la espiral en el espacio. La espiral Fibonacci es utilizada por toda la naturaleza para crecer: girasoles, caracoles, piñas de árboles, etc.. Otro ejemplo de la espiral Fibonacci lo representa la ubicación en el espacio de las pirámides de Gizeh. La espiral es la llave de acceso a lo que está en tu interior, Tu ADN tiene forma de espiral.

LA GOTA Y EL MAR

Si comparamos a Dios con el mar y al ser humano con la gota, podemos decir que el papel del sufismo es llevar la gota al mar.

El Ser Absoluto se asemeja al mar, el discípulo a la gota y el maestro de la senda, es como un río que desemboca en el mar y en el cual debe sumergirse la gota para alcanzar el mar. Es obvio que, a lo largo de este viaje en el seno del río, la gota debe soportar innumerables altibajos y resistir los embates del agua contra las rocas del valle para finalmente, en la morada de la estabilidad espiritual, alcanzar con serenidad el mar.

Existe la posibilidad de que la gota se vea unida directamente al mar, en cuyo caso al viajero le denominan «raptado» (maŷzub); sin embargo, esta gota que se ha convertido en mar, ni puede realizar el papel del río, ni tiene capacidad de ser guía, pues no conoce nada del recorrido interior ni de la conducta exterior (seir-o-soluk), ni de los altibajos, ni de las corrientes y las turbulencias del río.

El río, al reposar su cabeza en el regazo del mar, se ha convertido de hecho en mar y por eso, en el sufismo, se ha considerado al anonadamiento (fanā) en el maestro idéntico al anonadamiento en Dios. La devoción (erādat) hacia el maestro tiene como propósito que éste intente cerrar en su discípulo los ojos de la visión de sí mismo, la visión de la gota, y abrir en él los de la visión divina, ya que sumergirse en el río es, en realidad, una forma de unirse al mar.

Mientras la gota no se entregue al río no podrá olvidar su condición de gota, mas al sumergirse en el río y al unirse finalmente con el mar, mira con los ojos del mar y ella misma se convierte en mar.

La gota debe viajar siguiendo la corriente del río en dirección al mar, para ser atraída por el mar. El zekr, el continuo recuerdo de Dios, que el maestro de la senda inculca al discípulo es, en realidad, el único medio por el cual el maestro encara a su discípulo hacia el mar para que sea atraído por la fuerza de su atracción.

Si la gota permanece simplemente en la orilla del río o del mar sin perder su «yo» para que la puedan raptar, nunca perderá su condición de gota; sólo lo logrará si se sumerge en el agua, perdiendo su existencia relativa.

Por eso se ha dicho: “El sufismo es una realización de la persona y no algo que se desarrolla oyendo hablar de ello”.